Lo malo de la giras latinoamericanas es que pasas por unos sitios maravillosos sin poder tener tiempo para disfrutarlos.Solo en algunos casos y si te organizas bien, aunque sea una tarde, puedes encontrarte con este tipo de paraísos. Os quiero mucho, en camino a Costa Rica y después México.

Una publicación compartida de db (@davidbisbal) el